«No te aferres»

Nuestros sueños siempre se desdoblan, se expanden y nos permiten la transición.

Lo que nace desde el corazón se realiza con naturalidad.