Hambre Emocional

investigue un poco y resulta que el día que comí de más y que estaba muy cansada estaba teniendo un ataque de estrés emocional . Comer emociones no es bueno y nos hace mantener hábitos alimenticios muy negativos que dañan nuestra salud a largo plazo.